Otro duro mazazo a los vigilantes

Los vigilantes de seguridad de los edificios administrativos de la Junta de Comunidades siguen en alerta por la UTE concesionaria del servicio que un mes más les ha reducido el salario. En esta ocasión denuncian que entre 500 y 800 euros.

La Consejería de Hacienda, de la que depende este contrato, ya ha dado luz verde a su rescisión tras constatar la bajada salarial que temían los sindicatos, pero un mes más los trabajadores de las provincias de Ciudad Real, Guadalajara y Toledo han percibido un brutal recorte en sus nóminas. Por ello, esta mañana se volvieron a concentrar en Toledo para reclamar sus derechos.

Fuente:La Tribuna de Ciudad Real

Anuncios