Un grupo de empresas de seguridad privada debe más de 130 millones a Hacienda

La liquidación de Segur Ibérica es sólo el último capítulo de una cadena de derrumbes en un sector afectado por la crisis y por un modelo de negocio arriesgado.

La seguridad privada destaca como uno de los sectores más morosos con Hacienda según la última lista de grandes deudores publicada el viernes por el Ministerio. Aproximadamente unas 30 empresas deben más de 130 millones de euros a las arcas públicas, según los cálculos realizados por este diario, y teniendo en cuenta además que en la lista sólo aparecen las deudas por encima de un millón de euros.

Hay varias compañías con deudas de mucha relevancia. Segur Ibérica, abandonada a su suerte la semana pasada y en proceso de liquidación, debe 12 millones a la cartera de Cristóbal Montoro. Pero no es la principal morosa: LPM Seguridad, que en 2013 anunciaba a la prensa que invertiría 15 millones de euros en comprar empresas para crecer, entraba sin embargo en concurso apenas dos años más tarde dejando a deber 20 millones. Es la más deudora del sector. Un año antes había hecho lo propio Halcón Seguridad, que dejó 10,6 millones de deuda a Hacienda.

En la primera lista de morosos publicada por la Agencia Tributaria había 30 compañías y 108 millones de deuda. Dos más tarde la lista ha crecido hasta 32 empresas y más de 130 millones de euros. La mayoría de las empresas entraron en concurso y están en procesos de liquidación, lo cual dificulta el cobro de estas deudas ya que además el ‘efecto disuasorio’ que pretende Hacienda con la publicación de su nombren la lista se diluye. Halcón Seguridad debe 10,6 millones, Falcón Controles 6,89 millones y Magasegur aproximadamente 6.

El caso de Integral Canaria

Destaca por encima de todas, porque está en activo y porque ha entrado en la lista este mismo año, Seguridad Integral Canaria, compañía propiedad del presidente de la Unión Deportiva Las PalmasMiguel Ángel Ramírez. Debe unos 3 millones de euros. Este periódico ha hablado con Ramírez, quien ha asegurado que la deuda con Hacienda es a 31 de diciembre y que se pagó en enero. “No podríamos contratar si no con la administración pública y lo seguimos haciendo”, ha asegurado el empresario grancanario. Sin embargo, a pesar de ello la administración tributaria ha decidido mantenerlo en la lista de morosos, asegura.

“La situación que no está normalizada es la de las obligaciones de pago a Seguridad Integral por parte de la Administración pública, hasta el punto de que la deuda con la empresa se cifraba en más de 30 millones de euros a 31 de diciembre pasado”, asegura la empresa en un comunicado.

“A día de hoy Seguridad Integral está totalmente al corriente de sus obligaciones con Hacienda y, si no lo estaba el cerrar el ejercicio del año pasado, fue por un problema puntual de tesorería en relación a dos pagos aplazados del IVA y provocado por la misma Administración pública que elabora las listas de morosos. Tal es así que actualmente tan sólo Patrimonio del Estado y el Ministerio de Defensa siguen adeudando a la empresa más de 6 millones de euros vencidos y devengados por servicios prestados en su mayoría en 2016, es decir, con una antigüedad de saldo del mes de octubre del año pasado.

Ramírez: “La misma administración que no cumple sus obligaciones legales exige el cumplimiento de obligaciones por las cantidades que no han abonado”

Además, las deudas vencidas de otras administraciones públicas con la empresa elevarían esa cifra hasta unos 16 millones de euros, montante que Seguridad Integral debería haber recibido hace ya meses y, sin embargo, sigue pendiente. Resulta llamativo que la misma Administración que no cumple sus obligaciones legales de pago por los servicios contratados con Seguridad Integral exija a la empresa el cumplimiento de obligaciones fiscales precisamente por las cantidades que no le ha abonado e, incluso, la inserte en una lista de morosos, circunstancia que no sólo es injusta, sino hasta incongruente.

¿Por qué estas deudas?

¿Qué ha pasado para que nos encontremos con estas deudas brutales como vector común de un mismo sector? En la patronal Aproser, que representa a compañías como Prosegur,SecuritasEulen o Ilunion, se ha preferido no responder a este diario en sus peticiones de información. La patronal no tiene actualmente empresas asociadas con deudas a Hacienda, pero sí que tiene algún exsocio moroso, como Falcon Controles, que debe a la Hacienda pública 6,89 millones de euros.

Iván Blanco, de USO, cree que las prácticas poco claras son responsables de estas deudas. “Se actúa como lo hizo Falcon en su momento: debía 8 millones de euros a Hacienda, tenía la deuda negociada, se presentaba a un megaconcurso como Adif, seguía acumulando deuda, que llegó hasta los 12 millones, luego la empresa se declaró insolvente”.

Además, asegura, “la contratación pública se tira por los suelos rozando la bajada temeraria cuando otras empresas que sí que presentan en el convenio no pueden llegar a esos precios. Lo hacen para intentar vender después las empresas, jugando con distintas reglas”.

“Aún se busca al dueño de Esabe, que entró en concurso en 2010”

Hoy en día, la situación ha cambiado. Las grandes compañías han aguantado mejor y han cogido muchos contratos de las medianas. “Un Prosegur sí que puede aguantar un pago a 180 días porque tiene músculo financiero”.

Por otra parte, otra fuente sindical del sector considera que “casi todas las empresas que salen en esa lista han pasado por concurso de acreedores, lo cual dificulta mucho que vayan a pagar y ya puedan devolver el dinero”. Esta fuente recuerda grandes concursos ocurridos durante estos años como Esabe, que afectó a 5.000 trabajadores en 2010. “Todavía se persigue al dueño, que creo que está escondido por Portugal”.

 

Fuente: VozPopuli

Anuncios