Millo asegura que el reglamento de la seguridad privada es una “prioridad”

El delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, ha asegurado hoy que el reglamento que desarrolle la Ley 5/2014, de 4 de abril, de Seguridad Privada es una “prioridad” para el Ejecutivo, que considera “indispensable” aprovechar las ventajas del nuevo marco legal.

Millo ha realizado estas afirmaciones en la celebración del XIV Día de la Seguridad Privada, que ha tenido lugar este mediodía en Cornellà de Llobregat, y que ha contado con la presencia del Jefe Superior de la Policía en Cataluña, el general jefe de la VII Zona de la Guardia Civil, y los cuatro subdelegados provinciales.

De hecho, el Ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, afirmó hace unos dos meses que el mencionado reglamento, que será aprobado mediante Real Decreto, ya dispone de un reglamento “avanzado” que se consultará con los diferentes actores del sector.

Millo ha afirmado que los agentes de la seguridad privada son “un motivo de orgullo” que favorecen la buena imagen de la “marca España”, dado que contribuyen a que este sea uno de los países “más seguros del mundo”.

En este sentido, ha destacado la relevancia del sector, que cuenta con más de 1.500 empresas que dan trabajo a cerca de 337.000 personas y que facturaron un total de 3.500 millones de euros en 2016, lo que representa “un 3,6 % más” que en 2015.

El delegado del Gobierno en Cataluña ha sostenido que la colaboración entre los agentes de seguridad públicos y privados es una de las claves para hacer frente a las nuevas amenazas terroristas, junto con la colaboración internacional e interadministrativa.

“La seguridad es el derecho pilar de los demás derechos”, ha recalcado Millo, que la ha definido como la garantía de las condiciones “que permiten la realización plena de las capacidades humanas”.

En el transcurso del acto, se ha mencionado a 270 profesionales de la seguridad privada que durante el último año protagonizaron algún acto destacable, como es el caso de un agente que impidió que un menor se ahogara en un centro comercial y otra agente que, desde su puesto en el Metro de Barcelona, facilitó información relevante “para evitar acciones radicales”.

Fuente:El Periodico

Anuncios