El puerto Marina Ibiza sufre su primer atraco con armas y a plena luz del día

El de ayer fue el primer atraco con armas y a plena luz del día que se ha vivido en el exclusivo puerto deportivo Marina Ibiza. La investigación ya está en manos de la Policía Nacional para intentar capturar a los dos hombres que llegaron al puerto en una moto y atracaron a punta de pistola una lujosa tienda de ropa, este domingo por la tarde, tal y como ha informado Noudiari.

Sin embargo, hay grandes diferencias entre ambos atracos. En aquella ocasión fue por la noche y mediante el método del butrón. Ayer, los ladrones actuaron poco después de las 20.00 horas, a plena luz del día y amenazaron con sus armas a los vigilantes de seguridad privada del puerto, algo que no se había visto hasta el momento.

Según explican desde Marina Ibiza, hasta ahora sólo se habían registrado hurtos al descuido, de algún bolso o pertenencia de clientes. El robo al restaurante Capuccino en 2015, por una banda que atracó en cafeterías de esta cadena, tanto en Ibiza como en Mallorca, era hasta el momento, el robo más importante registrado en el puerto.

Intentaron detenerlos

Desde Marina Ibiza explican que tienen mucha seguridad privada, pero que por más vigilantes que tenga el puerto, no se pueden enfrentar a personas armadas. Si bien intentaron detenerlos, cuando los ladrones sacaron sus armas, los vigilantes no se enfrentaron a ellos para no arriesgar sus vidas.

“Cada año en Ibiza vienen clientes muy buenos, pero detrás vienen los delincuentes”, señalan desde Marina Ibiza, que insisten en que el puerto es una “zona vigilada”.

Este este sentido, desde el puerto deportivo han destacado la necesidad de poner más medios para reforzar la seguridad. Tanto empresas y administraciones, afirman desde Marina Ibiza, tienen que hacer esfuerzos por aumentar la seguridad, al mismo nivel que se incrementa la llegada y el nivel de los turistas que vienen a la isla.

Cabe recordar que el establecimiento que ha sido objeto del atraco es Philipp Plein, una lujosa tienda de ropa que se encuentra entre la terraza del bar de la marina y la discoteca Lío.

El asalto 

Los atracadores llegaron y huyeron en moto, y cometieron en atraco con los cascos puestos para evitar ser identificados. La secuencia ha quedado registrada por las cámaras de seguridad exteriores del puerto Marina Ibiza. Algunos marineros y vigilantes intentaron detenerlos durante la huida, pero desistieron cuando los ladrones sacaron sus armas.

Según ha podido saber Nou Diari, los atracadores se habrían llevado 4.000 euros en metálico y alrededor de 5.000 en prendas.

Dos patrullas de la Policía Nacional se trasladaron hasta el lugar de los hechos para iniciar la investigación con la que se trata de identificar y capturar a los ladrones.

Fuente: Nou Diari

Anuncios