Irrumpe en los servicios sociales de Antequera con un cuchillo e intenta apuñalar al vigilante

Agentes de la Policía Nacional han arrestado a un hombre que irrumpió en las oficinas de los servicios sociales municipales de Antequera armado con un cuchillo de carnicero de grandes dimensiones, con el que supuestamente trató de agredir al vigilante de seguridad del centro. Los investigadores le atribuyen presuntos delitos de homicidio en grado de tentativa y amenazas, según ha podido confirmar SUR.

Aunque el intento de agresión sucedió el 19 de abril, la secuencia arranca dos días antes, cuando el ahora detenido se presentó en la sede de los servicios sociales antequeranos, situada en la calle Picadero, que aún no estaba abierta al público. Al parecer, se coló en la oficina entre las 8.30 y las 8.45 horas, mientras los trabajadores mantenían una reunión de coordinación en uno de los despachos.

El vigilante empieza el turno a las 9.00 horas, por lo que aún no había llegado. De hecho, cuando el encargado de la seguridad se disponía a incorporarse a su puesto, se cruzó con el sospechoso, que salía en esos momentos de la sede del área de Asuntos Sociales, según relataron fuentes cercanas al caso. Lo conocía perfectamente, ya que es vecino de la zona, de unos 50 años, y usuario habitual del centro.

Hasta ahí todo normal. Sin embargo, cuando se psicólogo salió a desayunar, descubrió que le faltaba la cartera, que había dejado dentro de una mochila en uno de los despachos. En esas, recibió una llamada del banco para advertirle de que había un hombre intentando sacar dinero con su tarjeta de crédito en el cajero y después en la ventanilla, haciendo uso del carné de identidad del titular.

El sospechoso apareció al cabo de un rato por la sede de los servicios sociales. Al parecer, el psicólogo, que tenía meridianamente claro que el autor del hurto había sido él, le pidió que le devolviera la cartera con la documentación y, a cambio, no lo denunciaría. Pero el hombre se negó y mantuvo todo el tiempo que él no había sido. Ahí entró en escena el vigilante, con el que el individuo mantuvo una fuerte discusión, tanto que acabó quitándose la correa y soltando un latigazo con ella que ha quedado marcado en la pared del centro.

Cuchillo de carnicero

Pero aquel fue sólo el primer acto. Dos días después, sobre las 13.25 horas, el individuo volvió a presentarse en las oficinas de Asuntos Sociales y dijo que venía a «arreglar las cosas». Una vez dentro, sacó un cuchillo de carnicero de grandes dimensiones que llevaba oculto bajo la chaqueta y, al parecer, amenazó al vigilante, que logró sacarlo a la calle con maña para que no protagonizara ningún incidente dentro del centro.

Tras ese supuesto intento de agresión, el sujeto se marchó, pero volvió a los cinco minutos. Para entonces, la policía ya había sido avisada. Los primeros agentes en llegar al lugar encontraron al vigilante forcejeando con él. Tras separarlos, los policías se entrevistaron con los implicados y con los testigos para aclarar lo que estaba pasando. Finalmente, se llevaron detenido al sospechoso por los presuntos delitos de amenazas y tentativa de homicidio.

Fuente: Diario Sur

Anuncios