El anarquista Javier Omaña afronta 18 meses por atacar a tres vigilantes en el Hula

El Penal número 2 de Lugo celebró este lunes un nuevo juicio contra el anarquista antisistema Javier Omaña, aunque en esta ocasión no fue por enaltecimiento del terrorismo, sino por atacar supuestamente a tres vigilantes de seguridad del Hospital Universitario Lucus Augusti. El joven, natural de Outeiro de Rei, rechazó la posibilidad de reconocer los hechos y pactar la pena con el fiscal, que solicita para él una condena de año y medio de cárcel como autor de un delito de lesiones y dos faltas de maltrato. El acusado prestó declaración por videoconferencia desde la cárcel de Las Palmas.

La acusación pública mantiene que Javier Omaña fue atendido en el servicio de Urgencias del Hula el 21 de enero de 2014. Tras recibir asistencia, los médicos le dieron el alta y llamaron a los vigilantes de seguridad del centro para que lo acompañaran a la salida, ya que el joven había protagonizado algunos incidentes en la capital lucense.

Cuando llegaron los vigilantes, el acusado comenzó a insultarlos y a decirles que quienes eran ellos para echarle. Además, se puso violento y les propinó varias patadas y puñetazos, por lo que finalmente tuvo que ser reducido.

A consecuencia de la agresión, uno de los vigilantes sufrió un esguince en un dedo de la mano izquierda y tardó 56 días en recuperarse, por lo que la Fiscalía solicita para él una indemnización de 1.948 euros.

El joven anarquista lucense ya tiene a sus espaldas otras condenas, una de ellas por bromear en Facebook sobre matar policías y ‘fachas’. Por esos hechos, la Audiencia Nacional le impuso en marzo de 2016 una pena de un año de cárcel.

Fuente: El Progreso

Anuncios