Menores agreden a un vigilante de seguridad de 66 años en la estación de Abando

Un grupo de menores de entre 15 y 17 años agredieron, este pasado martes, a un vigilante de la empresa de seguridad Prosetecnisa, que les afeó su comprotamiento en la bilbaina estación de Abando. Como consecuencia de los golpes, el trabajador, de 66 años de edad, sufrió varias contusiones y tuvo que ser operado de un dedo, fracturado como consecuencia del incidente.

Esta nueva agresión ocurrió el pasado martes, alrededor de las cinco y media de la tarde. El vigilante, que se encontraba solo en los servicios de la estación de Abando, recriminó su comportamiento a varios adolescentes, de entre 15 y 17 años, quienes, según apunta la central, pertenecen al Centro de Menores de Amorebieta.

Los jóvenes comenzaron a empujar al vigilante y, seguidamente, le propinaron varios puñetazos y patadas. Como consecuencia, el trabajador, de 66 años de edad, presentó varias contusiones por todo el cuerpo y un dedo fracturado, del que ha tenido que ser intervenido.

QUEJAS

“las quejas de los vigilantes de seguridad en este servicio son abundantes”, ya que durante los últimos años “este tipo de sucesos son muchos y cada vez más agresivos”.

Por ello, ha exigido a la empresa de seguridad Prosetecnisa, Renfe y Adif “una mayor dotación de vigilantes en este servicio” y que las rondas se efectúen en parejas “para no tener que lamentar de nuevo hechos como este”.

La central ha exigido “más seguridad para los vigilantes” ya que “es el único modo de que también los usuarios de estos transportes puedan sentirse protegidos por profesionales”.

Fuente: Deia

Anuncios