Delegación informa de que las instalaciones de Dúcar en el puerto no están obligadas a tener vigilancia

Tras la denuncia  estas instalaciones no cumplían con la normativa vigente, desde la Plaza de Los Reyes contestan que en 2009 se emitió una resolución que permitía a la empresa no contar con vigilancia privada en este recinto.

Delegación del Gobierno ha salido al paso, realizó hace una semana sobre la falta de un servicio de vigilancia privada en las instalaciones de Dúcar en el puerto. Recordaba que en noviembre había alertado sobre la necesidad de vigilancia en las instalaciones de Dúcar, tanto en el puerto como en San Amaro, pero lamentaba que desde entonces el Gobierno “sólo ha hecho cumplir parcialmente su resolución del año 2009, por la que se obligaba a la empresa Petrolífera Dúcar a implantar un dispositivo de seguridad privada, mediante vigilante con arma de fuego en sus instalaciones”. Y es que, tras la primera denuncia  sólo se había contratado vigilancia para las instalaciones de San Amaro, denominadas Dúcar I.

Desde Delegación del Gobierno explican cómo en febrero de 2009 se emitió una resolución para establecer la obligación a Dúcar de contratar vigilancia privada con armas de fuego en las instalaciones de San Amaro. Mientras, en la misma resolución, se estimaba parcialmente las alegaciones presentadas por la empresa y se aceptaba que no era necesario prestar dicho servicio en el centro ubicado en la ampliación del muelle de Poniente al considerar que esta instalación, al hallarse en el dominio público portuario, estaba incluida en el plan especial de protección del puerto.

Posteriormente, puntualizan desde la Plaza de Los Reyes, dicha resolución de la Delegación fue impugnada en vía contenciosa por la empresa, que solicitaba la suspensión cautelar de sus efectos. En 2014 el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía no admitió esta suspensión cautelar, pero la resolución no fue comunicada Delegación del Gobierno en Ceuta, por la que esta no tenía conocimiento de la misma, según explican ahora. Por eso, aseguran, cuando a finales del pasado 2016, que no se está prestando el citado servicio, los servicios de la Delegación revisaron el expediente y, una vez conocida la denegación de la suspensión cautelar, instaron a la Jefatura Superior de Policía a comprobar si se estaba prestando el servicio de 24 horas con vigilante armado en las instalaciones de Dúcar I.

“Ante la constatación del incumplimiento, la Delegación se dirige en enero de 2017 a la empresa para instar el cumplimiento de la resolución de 2009”, manifiestan desde la administración para señalar que posteriormente, se ha tenido conocimiento de que se ha solicitado a la Jefatura Superior autorización para instalación de un armero en la factoría Dúcar I, por lo que la empresa está dando los pasos para el cumplimiento de la obligación contenida en la mencionada resolución. En consecuencia, alegan desde la institución dirigida por Nicolás Fernández Cucurull, “no se puede achacar a esta Delegación ninguna dejación de funciones, ya que ha ordenado lo necesario para el cumplimiento de la resolución de 24 de febrero de 2009, que no contemplaba la obligatoriedad de vigilancia privada con arma de fuego en Ducar II, no procediendo ninguna otra actuación hasta que el TSJA se pronuncie sobre el fondo del asunto”.

Fuente: El Pueblo de Ceuta

Anuncios