Prisión para acusado de atropellar al vigilante que lo echó de un restaurante

El vecino de Lloret de Mar detenido el pasado domingo por atropellar presuntamente al vigilante de un restaurante de Vidreres, que le echó del local por provocar alboroto en el establecimiento, ha ingresado en prisión.

Tras pasar ante el juzgado de instrucción de guardia de Santa Coloma de Farners, el juez ha imputado al detenido, de 34 años y nacionalidad española, un delito de homicidio en grado de tentativa y ha decretado la prisión provisional.

Se ha imputado al detenido un delito de homicidio en grado de tentativa y ha decretado la prisión provisional.
La víctima, otro vecino de Lloret de 51 años que fue ingresado en la Unidad de Curas Intensivas (UCI) con diversas costillas rotas, amputación de una oreja, contusiones faciales, fractura del esternón, neumotórax pulmonar y quemaduras abrasivas, ha sido trasladado a planta y evoluciona favorablemente.

Los hechos tuvieron lugar entre las 01:00 y las 02:00 horas en el restaurante Mas Cabanyes de la urbanización Aiguaviva Park de Vidreres. Los Mossos d’Esquadra recibieron una llamada para alertarles de que un individuo discutía con otras personas en ese establecimiento y, mientras la patrulla llegaba y para evitar que el conflicto fuera a más, el vigilante echó al causante del alboroto.

La víctima, entre otras injurias, tenia diversas costillas rotas, amputación de una oreja y contusiones faciales.

Cuando el vigilante y otra persona salieron a fumar, el hombre, que esperaba en el interior de su vehículo, embistió a ambos y dejó al primero en el suelo herido de gravedad, tras lo que intentó atropellarlo de nuevo sin éxito. Al llegar, la patrulla de Mossos comprobó que el agresor había consumido drogas y alcohol.

La patrulla de Mossos comprobó que el agresor había consumido drogas y alcohol.
Fuente: La Vanguardia
Anuncios