Un Policía Local y un vigilante de seguridad evitan una tragedia

Ambos estaban fuera de servicio y ante los gritos de los vecinos accedieron a la vivienda afectada en Nueva Jerez.

El suceso ha tenido lugar a las 10:30 horas del martes en una vivienda de la urbanización Nueva Jerez, situada en la avenida de Árcos, junto a la calle Francisco de Riba y el restaurante El Rancho.

Un vigilante de seguridad y un Policía Local, ambos fuera de servicio, han evitado que se produjera un incendio de mayores dimensiones en la vivienda afectada.

Según apuntan vecinos a MIRA Jerez, un descuido con un sartén con aceite podría ser el origen del fuego, provocando una gran humareda que afectó a la campana de la cocina.

Alertados por el olor a quemado y los gritos de los vecino, tanto el vigilante como el Policía Local, intervinieron con el extintor del edificio, evitando que el incendio fuera a mayores.

Asimismo, procedieron a la apertura de ventanas y avisaron a los vecinos de la planta, como método de prevención.

Al lugar acudieron posteriormente dotaciones de bomberos, así como unidades de Policía Local. Los bomberos inspeccionaron la vivienda y comprobaron que el fuego había quedado totalmente extinguido.

Fuente: Mira Jerez

Anuncios