Porta Nova y FIMO podrían quedar sin seguridad privada desde el 1 de enero

Algunas de las empresas y organismos que tenían contratada la seguridad privada con Segur Ibérica, que presentó hace un mes un ERE extintivo, apuran los últimos días del año para no quedarse sin vigilancia después de que la empresa les notificase que el 31 de diciembre dejará de prestar el servicio.

Algunas de las empresas y organismos que tenían contratada la seguridad privada con Segur Ibérica, que presentó hace un mes un ERE extintivo, apuran los últimos días del año para no quedarse sin vigilancia después de que la empresa les notificase que el 31 de diciembre dejará de prestar el servicio.

Es el caso, por ejemplo, del Concello de Ferrol, que cuenta con la compañía de seguridad para sus instalaciones de FIMO y Porta Nova, ambas con gestión municipal. Los diez empleados que trabajan en estos recintos (cinco en cada uno) no han cobrado su salario de noviembre ni esperan hacerlo en diciembre, al igual que ocurre con la paga extraordinaria.

Estos afectados aseguran que no han recibido ninguna comunicación oficial de la empresa sobre cuándo se rescinde su contrato, pero sí tienen constancia de que las empresas u organismos en los que prestan el servicio sí han sido notificados.

“El desprecio hacia los empleados llega al punto de que a cuatro días de que finalice el año nadie les ha informado de qué va a pasar con ellos”, explican los sindicatos. Por su parte, los propios vigilantes señalaron que mientras nadie les digan lo contrario acudirán a trabajar el día 1 de enero a ambos centros.

Negociando

El portavoz del gobierno local, Álvaro Montes, avanzó que ayer tuvieron las primeras comunicaciones con el entorno del administrador único que gestiona ahora la empresa. “Mañana (por hoy) intentaremos ponernos ya en contacto con el administrador para explicarle la situación y tratar de llegar a un acuerdo sobre este servicio, que afecta no solo al concello sino a algunas empresas importantes de Ferrol”, dijo.

Montes aseguró que, en el peor de los escenarios, sí finalmente no se puede garantizar que estos vigilantes trabajen después del día 31, se cubriría este servicio con medios públicos en el caso de las instalaciones municipales. “Aunque no esperamos que suceda algo así”, apunto el concelleiro de FeC.

Una de las opciones intermedias que se baraja, según Montes, es que una empresa puente asuma el servicio durante un tiempo hasta que se pueda iniciar un nuevo concurso. Los sindicatos, sin embargo, no creen que “haya muchas empresas dispuestas a acogerse a un contrato menor de un par de meses o tres si no se les garantiza una continuidad”.

Fuente: Diario de Ferrol

Anuncios